Mancera y su pandilla

Las cabezas de las tribus perredistas se reunieron en un salón del hotel Hilton de la Alameda para “cerrar filas”, expresión de película de vaqueros, en torno a la figura del Soltero de Oro, para respaldar su ¿estrategia? en materia de seguridad pública, y criticar a quienes difunden “versiones irresponsables” de los últimos hechos.

El jefe de gobierno del DF fue arropado por el líder del PRD capitalino, Raúl Flores; la mitad de los asambleístas y por los jefes delegacionales perredistas, excepto dos: el de Iztapalapa, Jesús Valencia, amigo íntimo de Ebrard, y el de Coyoacán, Mauricio Toledo, un chucho corrupto sin correa ni bozal a la hora de robar.

Es ridículo el espaldarazo a un gobierno que tiene mayoría en la Asamblea Legislativa, y en las jefaturas delegacionales venga del mismo partido en el poder, peor aún sin unanimidad. No pueden culpar a nadie más que a ellos mismos de su incompetencia a la hora de gobernar corruptamente desde hace años la capital del país. Ahora, los perredistas nos quieren vender la salinista idea de la narcoficción. Es decir, que las 12 personas secuestradas en el Heaven de la Zona Rosa están ausentes; que el secuestro no lo realizó un comando, sino una pandilla.

Que no hay crimen organizado en el DF, son narcomenudistas, pequeñas bandas criminales. Que la ejecución de cuatro personas en el gimnasio de la colonia Morelos fue un ajuste de cuentas entre ellos. Como si eso fuera razón para no investigar. Que no eran seis cuerpos, sino “sólo” uno el que encontraron desmembrado en el kilómetro 22 de la carretera Picacho-Ajusco la noche del domingo. Vaya, no hay nada de qué preocuparse porque ningún caso está ligado al secuestro masivo en el bar Heaven. Menos mal.

Si comparamos la delicada situación del jefe de gobierno del DF con una pelea de box, el Soltero de Oro yace sobre el cuadrilátero con la mirada desorbitada hacia las luces, ha sido noqueado por su propia sombra en el primer asalto. Y sus correligionarios por conveniencia lanzan consignas contra lo invisible, mientras al solapar la venta de drogas, el comercio ambulante, la piratería, la trata de personas, entre otras corruptelas no menos graves, le apuestan al enemigo que denostan.

El Man(de)cera no puede alegar que la inseguridad pública le fue heredada por su antecesor, él mismo formó parte de esa estrategia que tuvo al narco a raya en el DF. Pero el jefe de gobierno sí es responsable de mantener en su gobierno a miembros de un gabinete que le fueron impuestos en su mayoría por Ebrard, Bejarano y Zambrano. Los recomendados no están dando los resultados que la ciudad necesita y merece. Por lo pronto, al secretario de Seguridad Pública, Jesús Rodríguez, y al procurador del DF, Rodolfo Ríos, ya les dieron a oler el petate del muerto. Si no resuelven esta situación corren el riesgo de quedarse sin chamba. El pugilista se levanta y como un bebé que aprende a caminar, ha dado un “solito” al endosar el costo político a sus subalternos.

Periscopio

José Saíz Pineda, secuaz de Andrés Granier, fue detenido en la frontera de Tamaulipas con Texas al intentar cruzar con una visa americana cancelada. El ex secretario de Administración y Finanzas de Tabasco ya pasa la noche tras las rejas. López Obrador advirtió que ahí parará la bronca porque Granier tiene la protección presidencial de Peña Nieto. Ya veremos, Andy.

En el radar

Mariano Palacios Alcocer entregó ayer lunes sus cartas credenciales al papa Francescum como embajador de México en el Vaticano. El Papa dio el pésame al embajador. Extraña manera del queretano al definir sus prioridades: su hermano Manuel falleció el viernes pasado en un accidente aéreo cerca de San Luis Potosí y no canceló la importante cita para acudir al funeral.

Bitácora de lo absurdo

Margarita Arellanes, edil de Monterrey, y su fanatismo religioso le entregaron “a título personal” las llaves de la ciudad a… ¡Jesucristo! La panista ignoró la negativa de su cabildo y el concepto constitucional de Estado laico. Pero a decir de su sueldo de 155 mil pesos al mes, es evidente que sí tiene clara la premisa bíblica: “A Dios lo que es Dios, y al César lo que es del César”.

Seguimos el debate en Twitter: @LeoAgusto

Publicado en el periódico El Gráfico de El Universal

Acerca de Leo Agusto

Periodista mexicano en el papel de columnista político.
Esta entrada fue publicada en México y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s