Fernández Castelló charolea con foto de Mancera

Por Leo Agusto y los Ángeles del Gordo

Según la averiguación previa 117/UEIDCSPCAJ/04, Enrique Fernández Castelló declaró ante la Procuraduría General de la República haber entregado maletines llenos de dinero, al estilo Bejarano, para sobornar al entonces director de la extinta Compañía de Luz y Fuerza del Centro, Alfonso Caso García.

Enrique Fernández Castelló entregó entre los años 1994 y 2000 sobornos cuyas sumas alcanzaron los 800 mil dólares para obtener contratos. La PGR congeló cuentas en Suiza de Castelló y sus antiguos aliados en Alstom. Posteriormente, en 2004, bastaron algunas llamadas desde la Secretaría de Gobernación, que entonces encabezaba Santiago Creel, para que la PGR no encontrara ni delincuencia organizada ni lavado de dinero, ni nada. La OCDE tomó este caso como muestra del modus operandi de la corrupción en México.

En marzo pasado, al estilo de la Lady Profeco, la PGJDF le metió un susto a la directora de Alstom en México, Cintia Angulo, y la enviaron a pasar la noche al penal de Santa Martha porque a Fernández Castelló no le pagaron sus “comisiones” de 5% por coyotear 16 contratos para Alstom con distintas empresas, entre ellas algunas que trabajaron en la construcción de la línea 12 del Metro de la ciudad de México.

El despacho que lleva el caso es Zinser, Esponda y Gómez Mont Abogados, donde el enlace de Gónzalez Castelló con Fernando Gómez Mont es Luis Téllez, antiguo jefe del ex panista además de testigo de honor de acuerdos en lo oscurito. Ahí también anda Santiago Creel de cabildero del pago. El hombrecito sospechosista declaró en calidad de testigo amistoso, y sería inocente pensar que no busca una rebanada del pastel de varios millones de dólares por las comisiones del coyotaje.

Ahora, Enrique Fernández Castelló quiere la licitación para construir la última fase de la supervía hasta el aeropuerto de la ciudad de México. Su carta de presentación para charolear a funcionarios del GDF y empresarios es una foto. Sí, una foto (que puede consultarse en http://submarinopolitico.wordpress.com) en la que aparece de colado entre Miguel Ángel Mancera y Gabriel García Márquez, durante una reunión de intelectuales con el entonces candidato Mancera en casa de Enrique Peña Insuástegui, en abril de 2012. El jefe de gobierno del DF y el presidente Enrique Peña deben cuidarse de coyotes de oscuro pasado, me refiero a González Castelló, que operan como siniestros personeros de algunos políticos sin vergüenza, me refiero a Santiago Creel.

Coyote de angora

Coyote de angora

En el radar

En la cena con motivo del 30 aniversario del Proyecto Hambre en México, el potente discurso de una mujer chiapaneca de origen tzotzil, Juana Ruiz, soprendió a los presentes (entre ellos funcionarios federales de primer nivel), por su seguridad en sí misma, su fluido español, el orgullo por su tierra y sus raíces. Una mujer empoderada contó su experiencia con dicha organización de la sociedad civil, no como una beneficiaria sino como una socia comunitaria. Palabras que tocaron muy profundo a la secretaria de Desarrollo Social e invitada de honor. Minutos más tarde, Robles pronunció un discurso, de ésos que enchinan la piel, que quizá no se le escuchaba desde sus tiempos de jefa de gobierno del DF. Rosario se reencontró a sí misma y también se topó con la piedra angular para lograr el éxito de la Cruzada Nacional contra el Hambre: empoderar a las mujeres.

Periscopio

Alguien le recordó a Gustavo Madero que era presidente del CEN del PAN y que tenía la facultad de remover a Ernesto Cordero como coordinador parlamentario en el Senado. Madero estaba desesperado por salvar la cabeza de César Nava y, a pesar del costo político, ofreció el sacrificio de Cordero como moneda de cambio. El PAN se muestra fiel a su tradición de pactar con el gobierno; lo mismo hicieron Luis H. Álvarez y Diego Fernández en los tiempos de Carlos Salinas; el damnificado político de aquellos días fue el finado Manuel J. Clouthier.

Bitácora de lo absurdo

“El PAN no se doblegará a los caprichos del gobierno”, Javier Lozano Alarcón.
¿Pero qué tal a los caprichos de Madero?, se pregunta inocente El Gordo.

Seguimos el debate en Twitter: @LeoAgusto

Publicado en el periódico El Gráfico de El Universal

Acerca de Leo Agusto

Periodista mexicano en el papel de columnista político.
Esta entrada fue publicada en Corrupción y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s