Carlos Pascual, Genaro García Luna y el llamado de Sicilia

En la última cumbre entre los presidentes Barack Obama y Felipe Calderón, marzo 2011, en Washington, ambos salieron a dar una postura oficial respecto a diversos asuntos. Entre ellos la continuidad de Carlos Pascual en la embajada de los Estados Unidos en México.

¿Qué hizo Felipe Calderón después de la reunión con Obama? Tensar la cuerda de la relación bilateral, poner en jaque a los demócratas en el congreso frente a los republicanos y desconocer, al menos, ese acuerdo y quejarse de Pascual con los editores del Washington Post, un diario pro Republicano, por lo filtrado en Wikileaks.

¿La reacción de la administración Obama y en especial del Departamento de Estado a cargo de Hillary Clinton? Remover a Carlos Pascual de la embajada y manejar nombres más duros, como el segundo de abordo en la embajada de Estados Unidos en Afganistán. El dato se confirmará en cuanto Obama proponga al sucesor y éste sea ratificado por el Senado americano.

Carlos Pascual renuncia pero no se va, seguirá operando en México los intereses petroleros de su país. ¿Qué lectura dará el Presidente mexicano a esa jugada de los vecinos del Norte?

El Presidente Calderón obtuvo una respuesta, con un costo político, a su petición mediática en Washington, pero no ha medido aún las consecuencias de su tacto de paquidermo. Le callaron la boca al Presidente Calderón. La administración de Obama mostró disposición en la medida de sus posibiliades.

¿Qué hace Felipe Calderón cuando en su propio país se enfrenta a una petición igual de temeraria por parte de ciudadanos agraviados por la guerra del gobierno federal, que no el Estado Mexicano, contra el narco?

Entre las realistas peticiones de Javier Sicilia encontramos la solicitud de renuncia de Genaro García Luna a la Secretaría de Seguridad Pública Federal. Nos topamos con la falta de sensibilidad del Presidente que manda a su vocero Poiré a decir que no, que ni madres. García Luna se queda.

Esta administración desastrosa del gobierno federal no escucha y no entiende, si quiera, que a veces es necesario el Quid pro Quo cuando se trata de llegar a acuerdos.

Acerca de Leo Agusto

Periodista mexicano en el papel de columnista político.
Esta entrada fue publicada en Barack Obama, Felipe Calderón, Human Rights, México, Medios, Narco, Reforma Energética, Segob, USA. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Carlos Pascual, Genaro García Luna y el llamado de Sicilia

  1. eledomanquepiedra dijo:

    Hazte un twitter y enterate de la #spanishrevolution como es realmente y no como te lo cuentan los medios, mexico tambien deberia exigir una democracia real. AHORA SOMOS POCOS.. PRONTO MUCHOS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s