Calderón y los militares, ¿a juicio? / Salvador García Soto

Una de las mayores preocupaciones en la Defensa Nacional, de la que se oye hablar entre molestos y preocupados a generales y coroneles, es que la participación militar en la lucha contra el narcotráfico, la misma que ha generado hasta el momento 34 mil muertos, motive una investigación o la creación de comisiones que sometan a juicio al Ejército por temas como crímenes de lesa humanidad, genocidio o violaciones a los derechos humanos. Y ese temor de las fuerzas castrenses está a punto de volverse realidad.

En el Congreso federal, tanto en el Senado como en la Cámara de Diputados, ha comenzado la discusión de iniciativas de ley que proponen crear “comisiones de la verdad” o “fiscalías especiales” que investiguen y esclarezcan si las 34 mil 612 muertes violentas del sexenio —30 mil 913 señaladas como “ejecuciones”, 3 mil 153 catalogadas como “enfrentamientos” y 544 como “homicidios y agresiones”, según cifras oficiales— son crímenes “presuntamente ligados a la delincuencia”, como afirma generalizadamente el gobierno.

En las bancadas del PRI, del PRD y del PT se trabaja ya en proyectos de ley, y hay comisiones internas de los grupos parlamentarios avocadas al tema. En el caso de petistas y perredistas, el senador Ricardo Monreal coordina un grupo de trabajo que ha investigado el funcionamiento de este tipo de comisiones y que ya tuvo sus primeras reuniones; entre los priístas, los diputados Rubén Moreira, presidente de la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara, y Jesús Rodríguez, elaboran proyectos de iniciativa y ya han tenido acercamientos con los perredistas para abordar el tema.

¿Pero qué haría una “comisión de la verdad”, y por qué causa tanto temor y molestia entre las fuerzas militares? Entre otras cosas, dilucidar sobre los miles de asesinatos y aclarar si el gobierno incurrió o no en violaciones graves al afirmar que la totalidad de esos asesinatos —90%, ha dicho el Presidente— eran de víctimas que pertenecían al crimen organizado, sin presentar averiguaciones previas, sentencias de jueces sobre la culpabilidad de los muertos, o explicar con claridad qué metodología utilizan para criminalizar a las víctimas y afirmar que todos eran delincuentes.

Las muertes de civiles inocentes sería uno de los temas más delicados que abordarían las comisiones investigadoras que se pretende crear en el Congreso. Un reporte de la PGR, fechado el 5 de enero de este año, afirma que son 356 fallecimientos que califica de “muertes de civiles derivadas del crimen organizado, víctimas o daños colaterales de enfrentamientos y agresiones”, y reconoce que el año pasado se elevó el número de víctimas civiles de esta guerra.

El asunto que más inquieta a los militares de lo que podría ser materia de una “comisión de la verdad” es si la participación del Ejército y la Marina en esta “guerra contra el narco” y en labores de seguridad pública es totalmente constitucional y ha tenido sustento pleno en la ley. Tanta es la preocupación que desde la Sedena se impulsó y promovió la iniciativa de Ley de Seguridad Nacional que, entre otras cosas, regula y sustenta la actuación de los militares en el combate al crimen, y que se encuentra “congelada” en el Congreso por diferencias entre los partidos y un nulo impulso de la Presidencia de la República y del PAN.

Tan en serio van las propuestas, que en el PRD y PT han buscado ya asesoría de expertos españoles y mexicanos en el tema, mientras que los priístas arman su propio esquema y es posible que el tema de las “comisiones de la verdad” se convierta en un arma política para el PRI y en una especie de “espada de Damocles” que pende sobre la cabeza del presidente Felipe Calderón para presionarlo a no intervenir en la elección presidencial y entregar el poder a quien gane los comicios.

La pregunta, además de las fuertes implicaciones políticas que el tema tiene, es ¿cómo reaccionarán los mandos militares ante la posibilidad de que su actuación en esta “guerra”, a la que fueron convocados por el Presidente y en la que obedecieron órdenes de su comandante supremo, los lleve a un enjuiciamiento que sería histórico?

Publicado en el periódico El Universal

Anuncios

Acerca de Leo Agusto

Periodista mexicano en el papel de columnista político.
Esta entrada fue publicada en Felipe Calderón, México, Narco. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s