Las violaciones a la legalidad de la presidenta argentina / Ricardo Nudelman

Muchos mexicanos habrán leído en los periódicos de estos últimos días varias noticias provenientes de la Argentina. Por un lado, la muerte de un cantante, conocido como Sandro, convertido por los medios en un nuevo mito nacional que se suma al panteón en el que ya habitan Carlos Gardel, Ernesto El Che Guevara, Eva Perón y Diego Maradona.

La otra gran noticia que ocupa hasta hoy los titulares de la primera página de diarios y revistas, además de largos espacios en la televisión y la radio, es (en orden cronológico): la decisión de la presidenta Fernández de Kirchner de utilizar 6 mil 500 millones de dólares de las reservas existentes en el banco central para pagar parte de la deuda pública externa; la negativa del presidente del banco, Martín Redrado (niño mimado del peronismo menemista y también del peronismo kirchnerista hasta hace unos días) a obedecer esa orden argumentando que una decisión de ese calibre debería ser autorizada por el Congreso Nacional (como lo especifica el estatuto del banco); la inmediata remoción del presidente del banco por un decreto de la presidenta Fernández; la decisión de la jueza federal María José Sarmiento, que suspendió la aplicación del decreto presidencial que ordena el uso de las reservas, y la autoconvocatoria del Congreso Nacional (en donde la pareja presidencial ya no posee la mayoría) para intervenir en el asunto. Un verdadero sainete, en el sentido de la acepción 9 del Diccionario de la Real Academia Española: situación o acontecimiento grotesco o ridículo y a veces tragicómico.

Enardecida por la rebeldía interna que produjo su ilegal medida, la presidenta Fernández hizo un discurso muy violento en un acto público realizado el día jueves 7 de enero. Según transcribe el diarioperfil.com, acusó a la oposición (dentro de la cual incluye, supongo, al hasta hace unos días su leal funcionario Redrado), de “ponerle palos en la rueda” y “no dejarla gobernar”. En particular, se lanzó contra el partido Unión Cívica Radical, que gobernó entre 1983 y 1989 con el presidente Raúl Alfonsín, y entre 199 y 2001, junto con una alianza de fuerzas políticas que incluía a sectores peronistas, con el presidente Fernando de la Rúa. De la Rúa renunció después que desatara un verdadero caos económico que produjeron violentos disturbios encabezados por el sindicalismo peronista. Entonces, asumió el peronista Eduardo Duhalde, que completó el periodo constitucional. Difícil de entender, lo sé. Pero, es necesario tener en cuenta que desde la restauración de la democracia en 1983, los peronistas gobernaron 19 de los 26 años transcurridos, y en realidad lo que pienso es que los pocos años que gobernaron partidos no peronistas (sólo siete años), fueron los peronistas quienes pusieron palos en la rueda y no dejaban gobernar.

La presidenta Fernández incluyó en el discurso que comentamos una frase muy dura, tal vez llevada por la rabia que le produce comprobar que no puede hacer lo que quiere, especialmente si sus deseos violan la legalidad. Dijo, refiriéndose a la oposición: “Si no supieron gobernar, que dejen hacerlo”. Nada nuevo. Muchos gobernantes usan esas expresiones cuando fallan sus políticas. Y especialmente la presidenta Fernández y su marido presidencial. No hace mucho, cuando se realizó el sepelio del presidente Alfonsín, la señora hizo un conmovedor elogio de la persona del ex gobernante y de su gestión, que resulta francamente contradictorio con este exabrupto que comentamos. Pero esta ha sido la constante de los Kirchner cuando sus deseos no se cumplen. Berrinches, frases violentas, ironías contraproducentes. Lecciones por la negativa. No se puede gobernar sin respetar la ley, y eso no tiene que ver con la oposición.

Publicado en El Universal

Anuncios

Acerca de Leo Agusto

Periodista mexicano en el papel de columnista político.
Esta entrada fue publicada en Argentina y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s