Fidel Herrera, el oportunista cero

De dudosa reputación como aquella gaseosa de apellido zero, Fidel Herrera le demuestra al pequeño conocido como el niño cero, por ser el primer caso de influenza en el mundo, gracias al matadero de cerdos insalubre que contagió al pobre chamaco, que sí tiene palabra y ya le develó su estatua, en el poblado de La Gloria, que sólo pinta en el mapa cuando el gobernador se cuelga de las causas más insulsas en pro de su pueblerina imagen.

No hay que sorprenderse, Veracruz tiene otras hermosas estatuas como la del esotérico Vicente Fox en Boca del Río, el mismo que ahora culpa a los “astros” y su alineación por la crisis económica.

Anuncios

Acerca de Leo Agusto

Periodista mexicano en el papel de columnista político.
Esta entrada fue publicada en México y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s