¿Qué se juega hoy? / Ricardo Alemán

Serán el arrancadero rumbo a 2012

Medirán fuerzas Peña, Ebrard y AMLO

Contra quienes creen que la de hoy es una elección de poca monta —con sus respectivas concurrentes en seis entidades del país—, vale recordar que no sólo está en juego la nueva composición de la Cámara de Diputados —con toda la carga de poder que ello implica—, sino que para partidos y “suspirantes” presidenciales marca el arranque de la contienda rumbo a 2012.

Pero, además, esa elección no sólo mostrará cuáles partidos y sus respectivos gobiernos fueron sancionados y/o premiados por la sociedad, sino que conoceremos el tamaño real del enojo social. ¿Por qué? Porque ya está entre nosotros un debate fundamental, el del voto de castigo —en sus distintas modalidades de anulación— que, visto sin los retorcimientos que muchos le acreditan, no es más que un “altoparlante social”.

CONGRESO PLURAL

Está claro para todos que el centro del proceso electoral es la renovación de los 500 diputados federales cuya nueva integración mostrará una notable mudanza en las preferencias sociales respecto a los partidos. Hoy una mayoría votará por los tricolores, en tanto los azules resentirán una sanción que les arrebatará un tercio de sus lugares en la llamada “casa del pueblo”. A su vez, la izquierda mexicana terminará hecha jirones.

Una facultad fundamental de los diputados es aprobar y/o modificar el Presupuesto de Egresos, la Ley de Ingresos, la Miscelánea y los Criterios de Política Económica. ¿Qué quiere decir todo lo anterior? Casi nada, que el partido mayoritario en San Lázaro tendrá en sus manos buena parte del control presupuestal del gobierno en el trienio que resta del gobierno de Calderón. Y todos saben que el que parte y reparte, “se queda con la mayor parte”. Es decir, el PRI podrá enviar a sus gobiernos recursos preciosos.

GOBIERNOS ESTATALES

Entre julio de 2009 y noviembre de 2011, se renovará casi la mitad de los gobiernos estatales, posiciones que son fundamentales para los “suspirantes” a 2012. Hoy se renuevan los gobiernos de Nuevo León, Sonora, San Luis Potosí, Colima, Querétaro y Campeche, de los cuales en los tres primeros se producirá una fuerte disputa entre azules y tricolores. La joya de la corona es, por mucho, Nuevo León, asiento de uno de los poderes económicos más influyentes en México.

Pues bien, otra vez PRI y PAN disputan con ferocidad la plaza, y todo indica que los tricolores derrotarán a los azules. Sin embargo, el juego se podría empatar en Sonora, ya que gracias a la tragedia de la guardería y a un gobernador locuaz, los electores castigarán al PRI. El empate se podría romper en San Luis Potosí, en donde el PRI se podría alzar con una victoria nada meritoria. ¿Por qué? Porque el gobernador panista saliente habría jugado contra el PAN. Es decir, habría incurrido en traición. Claro, todo si el “volado” lo gana el PRI.

PEÑA NIETO

Ahora bien, debemos recordar que una mayoría en el Congreso y en los gobiernos estatales —mayoría que mañana ratificará el PRI— son una plataforma ideal para los aspirantes presidenciales. Y en consolidar esa mayoría trabajó durante meses el gobernador Enrique Peña Nieto. A la vista de todos, el mexiquense se prepara no sólo para mantener sus elevados niveles de popularidad, sino en hacer amarres políticos con todos los gobernadores de su partido, incluso con uno que otro azul y amarillo.

Peña sabe que si a mediados de 2011 mantiene su popularidad y fortalece sus alianzas territoriales, empresariales, mediáticas, para entonces será el imbatible candidato presidencial del PRI. Sigue una táctica idéntica a la empleada por Fox en 2000 y por AMLO en 2006. Panista y perredista impusieron su candidatura presidencial a fuerza de popularidad. Eso hace el gobernador Peña Nieto, a quien por cierto se debe acreditar buena parte del casi seguro triunfo tricolor en Nuevo León.

MARCELO, MUY VIVO

De los gobernantes el que se localiza más cerca del gobernador mexiquense es nada menos que Marcelo Ebrard, jefe de Gobierno del DF. Hoy no se sabe si a partir de mañana Marcelo aspirará a ser presidente por el PRD o por otro partido. Lo único cierto es que trabajará con todo para conseguir su más anhelado sueño, ser presidente. Por el momento, el partido es lo de menos. Lo más importante es llegar a “los cuernos de la luna” en cuanto a popularidad. ¿Por qué? Porque un candidato con posibilidades reales de triunfo tiene lugar en cualquier partido.

AMLO: SUPERVIVENCIA

El ejemplo contrario lo vemos en Andrés Manuel López Obrador, quien alejado de los centros reales de poder —gobierno o Congreso—, pretende mantenerse a flote con un gobierno como el de Iztapalapa y una veintena de lugares en San Lázaro. Si el tabasqueño pierde hoy el bastión de Iztapalapa, y si como es probable Convergencia pierde su registro, AMLO habrá perdido hoy muchas posibilidades de regresar como candidato presidencial en 2012. Todo eso se juega hoy. Al tiempo.

EN EL CAMINO

Por cierto, en julio de 1997, Fox se destapó como candidato presidencial por el PAN. ¿Quién se destapará por los azules a partir de mañana? Esa es la tragedia, que Acción Nacional no tiene candidatos, menos precandidatos, menos buena caballada. No tiene nada. ¿Y luego dudan del regreso del PRI? … El voto nulo es un grito de censura a los partidos y a la clase política. Entenderlo de otra manera es buscarle mamaderas a las culebras.

Anuncios

Acerca de Leo Agusto

Periodista mexicano en el papel de columnista político.
Esta entrada fue publicada en Elecciones 2009, México y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s