Elecciones: ¿Habrá mayoría PRI-Verde? / Pascal Beltrán del Río

Después de unas campañas electorales de dos meses, peleadas, con muchas descalificaciones y pocas propuestas, lo único que resta por saber es si los votos de los ciudadanos darán lugar a la formación de un bloque mayoritario en la Cámara de Diputados.

A una semana de la elección intermedia del 5 de julio, esto no está del todo claro.

Lo que prácticamente podemos dar por hecho es que ningún partido tendrá por sí mismo los 251 diputados que se requieren como mínimo para ser mayoría.

Según la fórmula de integración de la Cámara, y la regla constitucional que impone un tope de ocho puntos porcentuales a la sobrerrepresentación de un partido con respecto a su votación nacional, se requeriría ganar 167 distritos y tener poco más de 42% de los sufragios para tener la mayoría.

Desde la elección de 1997, cuando por primera vez dejó de haber una bancada partidista de 251 diputados o más, ningún partido o coalición ha conseguido ganar más de 165 distritos en una elección federal legislativa ni ha pasado de 39.10% de los votos (ambos resultados corresponden al PRI en la elección federal de ese año).

El promedio de las encuestas más recientes pone al PRI a la cabeza de las preferencias, con 37% de la intención de voto. Si los priistas obtienen finalmente ese porcentaje de votación, podrían aspirar, cuando mucho, a 225 curules en la Cámara (o 45% de las 500 diputaciones).

En el caso del PAN, la intención de voto de 34% que promedian las encuestas recientes, podrían darle un máximo de 210 curules.

En ambos casos, el número de legisladores podría ser menor, pues la cifra máxima de diputaciones plurinominales sería de 74 y 68, respectivamente, por lo que alcanzar su tope dependería de cuántos distritos ganen.

Por ejemplo, si el PRI se llevara los mismos 143 distritos que ganó en la última elección intermedia (2003) y se confirmara el porcentaje de votación de 37% que prevén las encuestas, su bancada sería de 217 diputados. Tendría que ganar 151 distritos para llegar a su tope.

Así las cosas, si las encuestas no fallan, ningún partido conseguirá por sí mismo la mayoría absoluta en la Cámara.

La diferencia entre las posibilidades que tienen el PRI y el PAN de formar mayoría es que el primero firmó nuevamente una alianza con el Partido Verde —como lo hizo en 2003 y 2006—, esta vez en 62 distritos de diez entidades federativas.

Aunque cada partido tendría su propia bancada, no es descabellado pensar que actúen juntos a la hora de tomar decisiones en la Cámara. Lo han hecho antes.

La diferencia, pues, radica en lo que logre el Partido Verde.

Independientemente de lo que piense uno de esta organización, es difícil negar que llevó a cabo una de las campañas de proselitismo más exitosas de esta temporada. He escrito aquí en diferentes ocasiones que estoy totalmente en contra de la aplicación de la pena de muerte y pienso que es casi imposible que en este país se legisle para adoptarla. Que yo sepa, el PVEM es el único partido de su tipo en el mundo que apoya la pena capital.

Sin embargo, hay que admitir que dicha propuesta —junto con la de vales para medicinas, así como la de computadoras e inglés para estudiantes, y el uso de figuras mediáticas para impulsarlas— ha catapultado al Partido Verde en las preferencias.

Probablemente le deba una parte de su éxito a una polémica resolución del Tribunal Electoral, que desechó las impugnaciones contra los spots del partido que disfrazaban su propaganda electoral como informes de sus legisladores. Pero lo cierto es que, en las encuestas, un promedio de 9% de los electores manifiesta intenciones de cruzar el emblema del tucán el próximo domingo.

Ese porcentaje de votos daría cerca de una veintena de curules al Partido Verde, las cuales, sumadas a las 225 que podría lograr el PRI, dejaría a ambas fuerzas políticas a un paso de la mayoría absoluta.

El que la logren o no parece depender de que el Partido Verde pudiera ganar por sí mismo algunos distritos, no incluidos en los 62 en los que ya va en alianza con el PRI.

Pero hay otros factores que juegan a favor de una eventual mayoría absoluta PRI-Verde en la 61 Legislatura.

Uno de ellos es el llamado movimiento anulista. Si el número de sufragios anulados o emitidos por candidatos no registrados contribuye a abatir la abstención y, obviamente, a elevar el número de sufragios sobre el que se establece qué partidos conservarán su registro, podrían ser dos las organizaciones que no entren en el reparto de diputaciones plurinominales: el Partido Socialdemócrata, condenado a muerte desde el principio de las campañas, pero también Convergencia.

Es decir: entre menos burros, más olotes. En ese escenario, al Partido Verde le podrían tocar algunas diputaciones adicionales, acaso las suficientes para que la bancada conjunta PRI-Verde tocara la cifra mágica de 251.

Es irónico: al final, el movimiento anulista podría contribuir a la formación de una mayoría en la Cámara de Diputados, integrada por el PRI y los Verdes, quizá los dos partidos menos proclives a atender las demandas que los anulistas han puesto sobre la mesa para reformar el sistema electoral mexicano contra los férreos intereses de la partidocracia.

Sería un escenario de terror para el PAN, que, mediante una efectiva campaña negativa, había logrado bajar suficientemente al PRI en las encuestas como para que no soñara en lograr la mayoría por sí mismo.

Sin embargo, una eficaz campaña promocional del Partido Verde —que ha estirado al máximo las lagunas de la última reforma electoral— y la irrupción del movimiento anulista han vuelto posible la composición de un bloque mayoritario opositor en la Cámara que no requeriría de complejas negociaciones a la hora de decidir.

Ya veremos qué dicen los electores.

Excélsior

Anuncios

Acerca de Leo Agusto

Periodista mexicano en el papel de columnista político.
Esta entrada fue publicada en Elecciones 2009 y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s