Bours, solo y en la mira / Salvador García Soto

Sin un solo priísta de la cúpula que dé la cara públicamente por él, abandonado incluso por su círculo de colaboradores más cercano y hasta por familiares que se alejaron de él porque creen que “enloqueció” con el poder, Eduardo Bours paga hoy el costo de su soberbia.

Acusado públicamente de negligente por sus gobernados en manifestaciones públicas en las que le han gritado “¡asesino!” y “renuncia ya!”, el gobernador de Sonora no sólo se ha visto insensible y rebasado por la tragedia de la guardería donde murieron 46 niños, sino que ahora, cual Napoleón en su Waterloo, ignora su debilidad y se pelea lo mismo con el gobierno federal que con los medios o con quien se le ponga enfrente.

Lejos de dar muestras reales de que su gobierno investiga a los dueños de la guardería o de mostrarse sensible ante las familias destrozadas, Bours se dedicó desde el primer momento a pelear; trató de desviar la atención apuntando a Los Pinos y mandó personeros a cuestionar al IMSS, sin procesar a uno solo de los funcionarios de su administración que firmaron los oficios de protección civil que avalaban la inexistente seguridad en la bodega que se utilizaba como guardería y de la otra bodega contigua, rentada por su gobierno y donde se originó el incendio.

Es probable que en su bien conocida soberbia, Bours no se dé cuenta de todo lo que significó este dramático incendio. Tal vez ni siquiera se entere de que su anhelada aspiración al 2012 se hizo añicos y que hoy está a merced de los muchos enemigos y ex amigos resentidos que fue dejando en su alocado camino por el poder. En las cúpulas del PAN, por ejemplo, han empezado a hacer cálculos —deleznables, por cierto, pero reales— de cómo canalizar el coraje de las víctimas de esta tragedia y de los sonorenses para intentar, en las tres semanas que restan para elegir gobernador, revertir la amplia ventaja que el candidato del PRI, Alfredo Elías Serrano, tenía sobre el aspirante panista, Guillermo Padres.

“Vas a ver cómo cambian las cosas, estamos trabajando para eso y puede haber sorpresas en Sonora”, comentó ayer un integrante del CEN del PAN cercano a Germán Martínez.

Así que abandonado por los suyos, asediado por sus opositores y cuestionado por sus gobernados, a Bours tal vez le queden sus millonarios negocios; pero lo que es en la política, está sólo y en la mira.

NOTAS INDISCRETAS… Un sonriente y muy lúcido Miguel de la Madrid se acercó el viernes, en un restaurante, al panista Francisco Ramírez Acuña, candidato a diputado. “Me debe usted un partido de golf, señor ex secretario”, le dijo. “Cuando usted guste, don Miguel”, le respondió el ex titular de Gobernación. Para estar “senil, débil y confuso” se ve bastante ágil y hasta quiere jugar golf… Los dados repiten. Escalera doble.

El Universal

Anuncios

Acerca de Leo Agusto

Periodista mexicano en el papel de columnista político.
Esta entrada fue publicada en Corrupción, Elecciones 2009 y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s