México, país de corta memoria

Como si ya se hubiese olvidado el caso de Fernando Martí y la laceración social que provocó, la delincuencia le da otra vez la vuelta al Estado. De nada sirven propuestas y proyectos. Volvió a suceder: Antonio Equihua, de 16 años e hijo de un comerciante, fue secuestrado el 22 de abril y hallado muerto en Tlalpan. Se estaba negociando el rescate. El procurador Miguel Mancera confirmó que se investiga este hecho, que “conmueve a la opinión pública”. Una vez más.

Frentes Políticos

Anuncios

Acerca de Leo Agusto

Periodista mexicano en el papel de columnista político.
Esta entrada fue publicada en Inseguridad, Secuestro, Tlalpan y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s