Salinas, el encantador de serpientes / Carlos Loret de Mola

Los convoca a su casa so pretexto de no verse en público, los deslumbra con su biblioteca, los seduce con tres anécdotas del poder, los marea con un par de citas griegas y termina sugiriéndoles una alianza, pidiéndoles un favor, ofreciéndoles la solución a un problema o presentándoles a alguien que les puede interesar. Es el guión de aproximación política de Carlos Salinas de Gortari. Lo usa con políticos, empresarios, militares, comunicadores.

El show de encantador de serpientes del ex presidente no termina con el reptil de vuelta en su cesta, sino con el mago apretando del pescuezo a la presa hipnotizada. La presa puede morder; el encantador, asfixiar… pero optan por entenderse.

Cuando algo se tiene que hacer a espaldas del público, Salinas pone la mesa. Es el procurador de relaciones, el facilitador de negociaciones, el publirrelacionista de aquello que no puede hacerse de cara a la nación. Y así se va él tejiendo una red de amigos-compinches-socios-leales-cómplices, lo que se conoce popularmente como “grupo político”.

Con dinero, relaciones e información es un hombre muy poderoso, pero no todopoderoso. Apadrina políticos, pero no es titiritero de todos. A muchas serpientes tiene agarradas del pescuezo y muchas otras manos aprietan el suyo. Gana y pierde. Puede ser inteligente estratega, pero cuando siente cerca el agua se vuelve burdo y notado operador.

Para sus adversarios es útil mitificarlo; es bueno tener un enemigo grande. Para él es aún más útil que lo ubiquen sentado a la izquierda del Hijo; eso de que le consideren dios da poder de convocatoria. En realidad, tiene menos peso de lo que él y sus adversarios quisieran, pero mucho más de lo que a sus aliados les gustaría que la gente supiera. Es menos que su mito, pero más que su ostracismo.

Pudo regresar a México, pero tiene que esconderse. Inventó a Elba Esther pero ella rompió con él y resultó más eficaz en 2006. Pensó que con videos tumbaría a AMLO, pero lo fortaleció. Ganó porque no llegó Andrés Manuel, perdió porque no llegó Madrazo… y esto benefició a Calderón. Sacó a su hermano de la cárcel, pero la gente lo considera corrupto. Sueña con endosar a Zedillo la crisis del 95, pero para los mexicanos la culpa es suya.

Nadie piensa que Salinas es más poderoso que el presidente del Senado, pero Beltrones no olvida quién lo impulsó. Será muy costoso salir en la foto con él, pero Peña Nieto lo invitó a su toma de posesión. Juega en equipo con Diego Fernández de Cevallos, que no será lo que era antes pero pesa en Gobernación y el Poder Judicial. Quisiera ser su propia leyenda, quisiera poner al próximo presidente de México y lo va a intentar.

SACIAMORBOS

Quiso pactar preguntas y ante la negativa, prefirió cancelar. Ha pasado un año.

El Universal

Anuncios

Acerca de Leo Agusto

Periodista mexicano en el papel de columnista político.
Esta entrada fue publicada en México y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s