Gastaron diputados en 2007 más de $264 millones en viajes

Pagan menos ISR al no sumar esos recursos a sus ingresos: ASF

  • Viajan como si nunca lo hubieran hecho por cuenta propia

La Cámara de Diputados gastó 231 millones 326 mil 300 pesos en 2007 para la compra de boletos de avión, en México y el extranjero, para los legisladores, y 33.3 millones más se destinaron a viáticos de 217 diputados que viajaron por todo el mundo ese año en clase turista superior y ejecutiva, informó la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

Además, el órgano fiscalizador encontró irregularidades en la compra de boletos y discrecionalidad en la venta de éstos por parte de las siete agencias que operan en San Lázaro –con contratos de asignación directa–, que los cobraron hasta 107 por ciento más caros que su valor comercial.

La ASF cuestionó que, a pesar de ser un apoyo recurrente y ordinario, la Cámara no acumule esos gastos a los ingresos por dieta de los diputados, por lo que no pagan impuesto sobre la renta, en contravención del artículo 110 de la ley respectiva, el cual señala que serán gravadas “las remuneraciones y demás prestaciones obtenidas por los funcionarios y trabajadores de la Federación…”

En las conclusiones de la revisión sobre el concepto Pasajes y viáticos de los diputados, como parte de la auditoría a la cuenta pública 2007, la ASF reveló que sólo por pasajes internacionales para viajes oficiales la Cámara gastó 24 millones 565 mil 300 pesos, lo que representa 113 mil 623 pesos, en promedio, por cada legislador comisionado al extranjero.

La revisión se centró en la subpartida 3811-01: Pasajes nacionales en el desempeño de comisiones y fuentes oficiales, Boletos-bonos de diputados, que se entregan a los legisladores que viven a más de 300 kilómetros del Distrito Federal, como apoyo para que puedan viajar cada semana desde y hacia sus estados, que ascendió a 151 millones 623 mil 800 pesos.

En este punto, la ASF encontró que no existe una norma que obligue a los diputados que reciben esos recursos a comprobar que en realidad utilizaron los bonos que les entregan, canjeables por boletos en las agencias, para viajar, pues sólo deben firmar al recibirlos.

Desde hace 10 años, la Junta de Coordinación Política de la 57 Legislatura suscribió un acuerdo en el que se determinó que los cupones deben contener los elementos que garanticen las mejores condiciones de flexibilidad en cuanto al uso que los diputados dispongan para el mejor desempeño de su función.

Este hecho, señala la ASF, permitió que personas distintas a los diputados tramiten el canje de los bonos por boletos en las agencias, y que se obtengan beneficios económicos en especie o en efectivo por favorecer con su canje a determinadas agencias involucradas en la operación, estableciéndose tendencias de canje con determinadas agencias que propicien opacidad en la prestación de los servicios.

Refiere que si bien los cupones tienen impresa la leyenda: No son canjeables por título, valor o dinero en efectivo, no existe un mecanismo de control que permita verificar que no ocurra así.

Esto ha propiciado que cuando los diputados no usan todos los bonos los entregan a las agencias para que éstas, mediante el cobro de una comisión, les reintegren dinero en efectivo, ya que finalmente el cupón es cargado a la Cámara de Diputados.

La ASF explicó que la dirección de servicios a diputados, que depende del secretario general, Guillermo Haro Bélchez, carece de elementos para verificar quién realizó los vuelos en relación con la dotación de cupones entregados a los diputados cada mes, además de que en los contratos con las agencias éstas no tienen obligación de comprobar quién realizó el canje y a nombre de quién se expidió el boleto, la cantidad de vuelos por persona, la línea aérea que prestó el servicio y el número de vuelo.

Agregó que el pago de facturas que realiza la dirección general de finanzas no cuenta con los elementos para corroborar que los diputados hayan efectuado el viaje.

Respecto del gasto registrado en las subpartidas 3811-02 y 3812-03, se encontró que la dirección de servicios a diputados, área que entrega los cupones y tramita los viáticos, no cuenta con un sistema integral que le permita controlar estos apoyos.

Además, antes de entregarlos, los boletos no se cotizan por esa dirección, por lo cual existe un alto margen de discrecionalidad, que propicia que los cupones se canjeen con las diferentes agencias y para cualquier línea aérea y que su precio sea diferente.

Durante 2007, y sin que esta práctica se haya modificado, advirtió, las agencias de viajes ofrecieron diferentes costos para boletos de avión con el mismo destino, con variaciones entre 4.7 y 107 por ciento.

Enrique Méndez y Roberto Garduño, La Jornada

Anuncios

Acerca de Leo Agusto

Periodista mexicano en el papel de columnista político.
Esta entrada fue publicada en Cámara de Diputados, Corrupción. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Gastaron diputados en 2007 más de $264 millones en viajes

  1. Pingback: www.mediaXred.com » Blog Archive » Campañas Políticas 2009

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s