Claves de la elección de 2009 / Liébano Sáenz

No existe manera infalible para predecir el dato preciso de los resultados de la elección de diputados federales del 5 de julio. Además, once entidades tendrán comicios locales coincidentes, seis de ellas con elección de gobernador. La más importante será la de Nuevo León, por su peso electoral, político y económico; por otra parte, una relevancia significativa sobre los resultados nacionales será lo que suceda en el Estado de México, Distrito Federal, Jalisco y Guanajuato, las que renovarán su órgano legislativo local y ayuntamientos. De acuerdo al precedente, la participación prevista en las entidades con elecciones locales concurrentes será superior a 50%, mientras que en el resto del país promediará 33%.


Los pronósticos sobre ganadores y perdedores en elecciones locales son inciertos, en la medida en que una aproximación a las preferencias para cargos ejecutivos –gobernadores, presidentes municipales, delegados- sólo puede tener validez después de que los partidos hayan seleccionado sus candidatos. Los nombres y las biografías son importantes, también, lo es la manera como los partidos definan las candidaturas. Los partidos divididos o fragmentados competirán con desventaja respeto a los partidos cohesionados. Las reglas legales reformadas son imprecisas en extremo, para garantizar legal o judicialmente procedimientos partidarios democráticos.

Por las buenas razones y también por las no tan buenas, el PRI ha aprendido a apreciar su unidad y es uno de los atributos que muchos le acreditan y le reconocen; sin embargo esta condición no puede considerarse como un hecho irreversible, debe evitar las diferencias y controversias que podrían surgir, especialmente en la designación de candidatos a gobernador. El PRD ha padecido en el pasado reciente una situación sumamente grave desde la elección de su dirigencia nacional. Es, por mucho, el partido que más fracturas muestra y es, por lo mismo, la organización que sufra un mayor deterioro en la integración de la Cámara de Diputados.

Al PAN se le ha complicado el escenario como efecto de su propia estancia en el poder. En cierta medida le está sucediendo lo que años antes aconteció al PRI: un desgaste en el ejercicio del gobierno y una creciente demanda interna de posiciones, con una capacidad limitada para procesarlas. Los mecanismos que en el PAN dieron resultado en el pasado, ahora, en el poder, revelan sus limitaciones. Como parte de la controversia, están las atribuciones discrecionales que se le han concedido al dirigente nacional para designar candidatos en determinados casos como son los del Estado de México.

Los partidos pequeños enfrentan un escenario sumamente incierto. Se cambiaron las reglas electorales con el deliberado propósito de disminuirles. El argumento fue válido e inobjetable: que el peso parlamentario que adquieran se corresponda con los votos que se emitan a su favor y no como producto de la negociación y acuerdo de coalición. Los tres grandes partidos aprovecharon el cambio para romper con una situación que los había hecho rehenes de los pequeños.

El partido ganador en 2006 –el PAN- no suscribió coalición alguna y esto le hizo tener mayor fuerza parlamentaria y prerrogativas. El PRI se llevó la peor parte, el PVEM no le aportó votos en la proporción del convenio. 6.5% del porcentaje que obtuvo el PRI –el más bajo de su historia- se le asignó al PVEM. Por tal virtud el PRI no sólo tuvo una muy baja presencia en el Congreso –la tercera fuerza en la Cámara de Diputados-, sino que como resultado del desventajoso convenio que suscribió, recibe prerrogativas, tiempo de radio y Tv, bajo el supuesto de que sólo obtuvo 22% de los votos. En el 2009, el PRI ha resuelto suscribir una nueva coalición parcial con el PVEM en 62 distritos electorales, bajo el nombre de “Primero México”.

Situación semejante a la del PRI y PVEM en 2006, ocurrió entre el PRD y sus asociados de Convergencia y PT. Sin embargo, hay diferencias, ya que aquél obtuvo una votación histórica y el resultado no ocurrió por los partidos, sino como efecto de la candidatura presidencial de López Obrador. Ahora que el PRD decidió no celebrar coalición alguna y que la dirigencia se mantiene distante del FAP, es explicable que Convergencia y PT pretendan aliarse y, eventualmente, recuperar algo del aliento electoral de los comicios presidenciales pasados.

Los partidos de reciente registro -Nueva Alianza y Social Demócrata- tienen un enorme desafío para alcanzar la cifra que los mantenga en existencia, aproximadamente, 600 mil votos. Importantes sectores de opinión y la mayoría de los ciudadanos son hostiles a la idea de muchos partidos. Sin embargo, la pluralidad en el Congreso no debe ser visualizada como un problema, en todo caso es un activo de la sociedad. La cuestión es que los partidos deben justificar su presencia con base en la representación diferenciada de los mexicanos; existe muchas demandas, causas y proyectos que los partidos con historia no están dispuestos a abanderar, el problema radica en que estas organizaciones hagan llegar su mensaje a sus electores objetivo y que los puedan movilizar electoralmente para tener una presencia parlamentaria que les justifique.

Las claves para la elección se darán en la selección de candidatos, en la unidad de los partidos y en lo que ocurra en las entidades con elecciones concurrentes con mayor peso electoral. Los comicios en el Estado de México, Distrito Federal, Jalisco y Guanajuato son fundamentales; allí los tres grandes partidos estarán a prueba y, también, una oportunidad para los pequeños, porque hay muchos electores a la espera de una mejor representación política. Allí importarán los cargos ganados, también el volumen de votos. Finalmente, lo trascendente no sólo es el resultado, sino la capacidad de los partidos de convalidar en los hechos el mandato democrático, propósito primario de toda elección.

Anuncios

Acerca de Leo Agusto

Periodista mexicano en el papel de columnista político.
Esta entrada fue publicada en Elecciones 2009, IFE, México, PRD, PRI y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s