PRI-DF, desastre natural / Javier García

Cada día que pasa, los priístas de la CIUDAD CAPITAL están más desconcertados por las decisiones que han tomado tanto la líder nacional Beatriz Paredes, como la líder moral de los priístas defeños, María de los Ángeles Moreno Uriegas.

Todavía no entienden como es que después de año y medio en que la senadora Moreno renunció a la presidencia del Comité Directivo en el Distrito Federal no se haya elegido a quien por estatutos debe sucederla en el encargo.

Por si eso fuera poco, hace cerca de un año que se instaló el Consejo Político después de otro tiempo igual de litigio, y hasta el jueves pasado se nombró al Secretario Técnico y se integraron las comisiones auxiliares.

Por ello, no tardará mucho el Instituto Electoral del Distrito Federal para imponerle una multa a los tricolores.

Independientemente de la circunstancia de tiempo y legalidad, diversos militantes han comenzado a deslizar en los abandonados pasillos de los edificios sede, que la realidad es que tanto Paredes y Moreno tienen un pacto con el Jefe de Gobierno del DF para mantener al PRI en la inmovilidad.

Esto resulta explicable porque durante la campaña de Roberto Madrazo Pintado a la Presidencia, ambas se negaron a que el Comité Directivo colocara más de ochenta mil gallardetes que se quedaron en bodega.

Si eso le hicieron a su candidato presidencial, lo mismo le pueden hacer a Peña Nieto o a Beltrones Rivera en 2012, a decir de los propios priístas.

Pero eso no es todo, en la sesión del Consejo Político se acordó que la Comisión de Procesos Internos elabore la convocatoria para la elección de los consejeros delegacionales, por lo que se realizará después, como afirman los directivos, la elección adelantada para quien tendrá que lidiar con el proceso de selección de candidatos los siguientes cuatro años.

Lo previsible es que el grupo liderado por Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre gane por la simple y sencilla razón de que está más cohesionado que el de Moreno-Paredes, cuyos miembros -por cierto- se quejan de haber sido utilizados en los últimos diez años para servir de trampolín a los preferidos de las señoras.

Dicen los militantes que ellos han hecho la talacha y otros disfrutan de los cargos de elección popular, aunque nunca se les haya visto trabajar por su partido.

También afirman que la muestra de lo que vendrá es la conformación de la Comisión Política Permanente donde resalta la interminable lista de “las amigas” que seguramente integrarán las listas de plurinominales el año venidero.

Minetras tanto, los que mantienen y sostienen al partido se quedarán mirando, dicen otros.

Con estas muestras de inconformidad no se puede más que colegir que las cosas no andan bien en el otrora cohesionado grupo que lideran la dupla Moreno-Paredes.

La afirmación de los priístas inconformes respecto a que el grupo está confrontado, dividido y desalentado, se basa en los errores de estrategia de quienes toman las decisiones pues primero dieron el visto bueno para que Mauricio López asumiera la candidatura a la Presidencia del Comité Directivo, hizo campaña cuatro meses y dieron reversa.

Al cabo de unas semanas se pronunciaron por José Luís Barajas, y lo mismo.

Por eso ha cundido el desaliento y la desesperanza por un lado, y el encono por el otro, pues lo único que han provocado con sus decisiones es un conflicto interno con el grupo de Gutiérrez de la Torre, quien incluso los ha enfrentado a golpes, mientras ellas disfrutan de sus cargos obtenidos a costa del sacrificio de la militancia.

Las cosas se agravarán cuando esa militancia conozca la lista que se registró ante la Comisión Auxiliar de Procesos Internos del Distrito Federal para elegir a quienes deberán representar a los priístas en el Consejo político Nacional.

Ocho de ellos pertenecen al grupo de Gutiérrez de la Torre y solamente siete al de Moreno-Paredes.

Por el primero van Antonio Rosas Santana, Armando Báez Pinal, Víctor Carrillo Colín, Gabriel Rojas Rodríguez, Gabriela Ramírez Novoa, Alan Cristian Vargas Sánchez, José Ramón Vallejo Santos y Mónica Fernández César.

Por la dupla Moreno-Paredes se apuntaron José Eduardo Chávez Flores, Margarita Sánchez Gavito, Leticia Álvarez González, María de Lourdes Cortés Santillán, Angélica Morales Vázquez, Gerardo Larrauri Escobar y Claudia Elena Ramos López.

Con este tipo de negociaciones lo mejor sería, para no desgastar y exponer aún más a su grupo, que se entregara el partido a Gutiérrez de la Torre, quien al fin y al cabo ha mostrado mayor combatividad que la citada dupla.

El PRI-DF es un desastre total dicen algunos de los quejosos y también sentencian que el cacicazgo de Moreno Uriegas está codenado por su ineptitud política.

Aquellos golpeadores y delincuentes son ahora los Consejeros políticos.

Si usted quiere encumbrarse políticamente en el PRI, conviértase en porro primero. Los decentes no tienen lugar.

joga@mexico.com

Anuncios

Acerca de Leo Agusto

Periodista mexicano en el papel de columnista político.
Esta entrada fue publicada en DF, Elecciones 2009, PRI y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a PRI-DF, desastre natural / Javier García

  1. armando acosta islas dijo:

    es verdad lo apuntado en este espacio, el “basuritas” o “principe de la basura” se encuentra actualmete apoderado del PRI_DF, amenazando a los verdaderos militantes y destruyendo lo que queda del pricapitalino

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s