El monopolio de la solidaridad

En el número de la revista Vértigo de esta semana nos presenta la famosa imagen del Presidente Felipe Calderón echando pala en Tabasco.

Tal vez para algunos sea una muestra de oportunismo político por parte del Presidente. Sin embargo, en situaciones de desastre los gobernantes caminan sobre una delgada línea ante la opinión pública. Lo que sí es importante es que los tabasqueños afectados por la inundación sepan que Calderón está al tanto y al pendiente de la situación. Dicha actitud, por rídiculo que parezca para nuestros lectores de Australia y su primer mundo, permea hacia los mandos inferiores del gobierno federal y estatal.

Es mejor ver al Presidente en la línea de fuego a notarlo distante como vimos a Don Miguel De la Madrid Hurtado durante los sismos de 1985 en la ciudad de México.

vertigo-347-portada-tv.jpg

Anuncios

Acerca de Leo Agusto

Periodista mexicano en el papel de columnista político.
Esta entrada fue publicada en Felipe Calderón, México, Tabasco. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s